Artist System : Licencias

Artist System te ayuda con los derechos musicales

Si tu contenido es utilizado en una producción audiovisual con fines promocionales o publicitarios, es importante que entiendas los derechos o permisos que los creadores de ese contenido necesitan obtener antes de poner la producción a disposición pública. Dependiendo del tipo de música, necesitarán obtener diferentes derechos. A continuación, encontrarás un resumen de dichos derechos.

Normalmente, la empresa productora o de radiodifusión que encarga la producción dispondrá de las licencias necesarias para utilizar tipos de música concretos y podrá asesorarte sobre lo que pueden usar y lo que no, pero otras veces crean un presupuesto para la probación de los derechos. Para incorporar música a una producción necesitan la aprobación de dos tipos de derechos: una licencia de sincronización del editor de la música que representa al compositor (es decir, la melodía y las palabras, independientemente de quién las interprete) y una licencia de doblaje del propietario de la grabación del sonido (normalmente, el estudio de grabación).

¿Qué diferentes tipos de música existen para la obtención de licencias?

a) Las composiciones musicales especiales: Puedes encargar música para tu producción, puedes componerla y grabarla tú mismo o, si conoces a alguien que componga, puedes pedírselo a esa persona. Encargar la composición de música puede resultar caro y no existen tarifas fijas, por lo que es cuestión de acordar un precio. Si encargas la música a alguien, normalmente no necesitarás obtener la aprobación de ningún derecho para utilizar la música en tu película, ya que dicha misión formará parte del acuerdo con el compositor.

b) Música comercial: Este término se refiere a cualquier tipo de música disponible a nivel comercial, desde Abba hasta ZZ Top, pasando por Pavarotti y Prokofiev. En términos generales, cuanto más conocidos sean el intérprete y la canción, mayor será el coste. No existen tarifas fijas para la música comercial y todos los precios son negociables. Para utilizar música comercial, lo habitual es que necesites una licencia de sincronización del editor del compositor y una licencia de doblaje del estudio de grabación del artista. Si el compositor falleció hace más de 70 años, el trabajo musical habrá dejado de tener copyright en el Reino Unido, por lo que no necesitarás la licencia de sincronización.

c) Música de librería de la MCPS : Al contrario que la música comercial, normalmente la música de librería no es tan conocida, sino que son composiciones destinadas a cine y televisión. La ventaja de la música de librería con respecto a la música comercial es que una licencia cubre tanto los derechos de sincronización como los de doblaje.

d) Música de librería independiente: Existe un buen número de bibliotecas musicales independientes de la MCPS, con la ventaja de que éstas pueden establecer sus propios precios y ofrecer licencias globales que cubran toda la música contenida en sus bibliotecas para su uso ilimitado en todo el mundo y en múltiples plataformas.

El Copyright en la música está protegido por ley y es importante asegurarse de que no estamos infringiendo el copyright de alguien. Es imposible abarcar todos los detalles en un breve resumen como este, pero si tienes cualquier duda, consulta con los propietarios de los derechos antes de asumir que lo estás haciendo bien. Nunca des por hecho que “nadie se dará cuenta”. Toda producción audiovisual tiene potencial para llegar al alcance de millones de espectadores. Si tienes cualquier duda sobre qué posición debes adoptar, recurre siempre a un asesor legal. La presente información sólo pretende ser una guía.

info@artistsystem.com


Suscríbete a nuestro listado.
Recibe notícias, promociones y ofertas exclusivas a tu email.

Regístrate